Un viaje de cuatro siglos

Estaba escribiendo una entrada anodina sobre mi reciente visita a las ciudades de Baeza y Úbeda cuando el sabor aséptico, digno de discurso de guía turístico, me ha amargado la relectura. Estos dos enclaves conforman un entorno en cierto modo único, que no merece reducir el post a una mera enumeración de hitos monumentales, como si del margen de un folleto se tratase.

Como preámbulo a las sensaciones que he tenido en este breve viaje, he de decir que siempre he tenido cierto complejo de “eclecticismo urbanístico de escaso valor”. No minusvaloro la capital en la que vivo y aprecio las ventajas que tiene este rincón del Mediterráneo, pero no puedo evitar cierto “desconsuelo artístico” producido por la mezcla indiscriminada de estilos que no consolida un entorno claramente contemporáneo ni tampoco un núcleo de fuerza histórica. Por si fuera poco, las manifestaciones artísticas arquitectónicas con las que me siento más identificado (las que se desarrollaron en Europa entre los siglos XI y XVI) brillan por su escasez.

No extrañará entonces mi sorpresa, cuando tras atravesar un monótono mar de olivos encontré estas dos pequeñas maravillas del arte renacentista. Úbeda imperial y altiva. Baeza más recogida, pero también más acogedora, con un encanto difícil de igualar. Merece la pena pasear por sus plazas y entre sus palacios, dejarse caer por pasajes empinados y asomarse a sus miradores, desde donde la bruma se mezcla con el gris verdoso de sus campos evocando los versos de un poeta que, como estas dos ciudades, fue andaluz y castellano al tiempo:

¡Olivares y olivares
de loma en loma prendidos
cual bordados alamares!
¡Olivares coloridos
de una tarde anaranjada;
olivares rebruñidos
bajo la luna argentada!
¡Olivares centelleados
en las tardes cenicientas,
bajo los cielos preñados
de tormentas!….

Y de la centuria ser arrastrado por la corriente del tiempo hacia el pasado, a través de calles y muros de piedra, que devuelven al caminante junto con el eco de sus propios pasos otros rumores de un tiempo lejano en el que resuenan los acordes de la polifonía clásica. Un tiempo de evolución científica y artística, de afán de descubrimiento, un tiempo de cambio de era.

 

Anuncios

Zumo de naranja en clave de Fa

Hace unos días, al servirme un vaso de zumo de naranja, me di cuenta de que la ligera espuma que queda en la superficie (producto de haber agitado el brick enérgicamente) formaba una figura peculiar. Supongo que cualquiera no hubiese visto lo mismo, pero yo asocié de inmediato la imagen, delatando mi afición por la música.

Nota: los que no sepan a qué me refiero, pueden consultar la wikipedia.

Mud(laga) Valley

Cada día más de un centenar de vehículos son aparcados en un solar a la entrada del Parque Tecnológico de Andalucía, un poco más allá de la nave de lo que fue Vitelcom. Supongo que sus propietarios preferirían aparcar más cerca de sus lugares de trabajo, pero es obvio que el PTA tiene algunas carencias de diseño importantes. En esta parcela solía aparcar hasta la semana pasada cuando, por primera vez desde que empecé mi beca, había llovido lo suficiente como para convertir el terreno en un barrizal. Como no tenía alternativa, me remangué los pantalones y me puse las botas (¡menos mal que las llevaba!) perdidas de barro para salir de allí. De camino a la oficina, las limpié en un charco cuanto pude y, ya en el edificio de la empresa, con papel de secar manos del baño. Al volver a casa la experiencia fue simétrica, claro que ahora tenía que meter las botas llenas de barro en el coche. Opté por quitármelas, meterlas en una bolsa y conducir descalzo. Adjunto testimonio fotográfico de su estado antes de entrar en el coche.

Hay una iniciativa que pretende emular el éxito de Silicon Valley en nuestra ciudad. Aglutina importantes empresas e instituciones y, en un alarde de originalidad, la han llamado “Club Málaga Valley”. ¿Cómo pretenden fomentar la innovación, el desarrollo tecnológico y la creatividad, cuando no pueden aportar unas condiciones mínimas esenciales en el entorno donde tantas personas desarrollan su actividad diaria?

“Valley” quizá, pero de fango, de momento.

Separación de poderes

La actualidad de las últimas semanas me ha llevado a curiosear sobre el  Tribunal Supremo, la más alta instancia  judicial en nuestro país (con la salvedad, según casos, del Constitucional). Los jueces de este tribunal son nombrados por el Rey (puro formalismo, supongo) a propuesta del Consejo General del Poder Judicial, que es, según la Constitución, el órgano de gobierno del Poder Judicial. El CGPJ es a su vez elegido por las Cortes (Congreso y Senado).

Sé que la manera en que se “implementa” la separación de poderes en una democracia no es trivial y que el actual sistema pretende garantizar que es el pueblo a través de sus representantes quien elige los tres poderes. Pero no negaréis que hay algo extraño en esta historia: el Parlamento elige al Poder Ejecutivo (hasta el punto de que con frecuencia en el entendimiento  colectivo se confunden el gobierno y el partido mayoritario en Cortes) y también establece la composición de las más altas instancias del Poder Judicial… ¿cómo es posible entonces la independencia de los tres poderes?

Creo que un “éxito” de la política contemporánea es que la mayoría de los electores se centren en las disputas entre partidos políticos (especialmente mayoritarios) y no nos planteemos cuestiones más profundas sobre la forma en que nuestro Estado está construido.

Ciudadelas

Siempre me han gustado los juegos de mesa. Pienso que constituyen una forma de ocio que fomenta la imaginación y desarrolla habilidades sociales y mentales. Además, permiten relacionarse con otras personas de un modo bastante más extenso e intenso que otras actividades mucho más generalizadas como encerrarse en un local oscuro donde el espacio vital escasea y alcanzar un estado se semienajenación, dejándose llevar por ciertos movimientos espasmódicos al ritmo de producciones musicales de dudosa calidad.

El caso es que durante 2011 y debido a una conjunción de sucesos que mi memoria no me permite reconstruir, me interesé especialmente por esta actividad lúdica. Lo que si diría es que el desencadenante claro fue la compra de “Ciudadelas” un juego de cartas de la editorial Edge Entertainment, una de las pocas que se dedican a traducir y producir este tipo de material en nuestro país. Había pasado mi cumpleaños y hacía  meses que no me autorregalaba nada, de modo que decidí gastar un vale de fnac y algo de dinero en la adquisición de ese juego del que había oído hablar varias veces. En poco más de seis meses puedo decir que es una de las inversiones en ocio más amortizadas de mi vida.

 

El juego tiene una ambientación medieval-renacentista (un tanto fantástica) y el objetivo de cada jugador (entre 2 y 8) es bastante simple: “construir” una ciudad de un tamaño acordado al principio de la partida. Para ello tiene una “mano inicial” de distritos (cartas del juego que representan edificios y su coste) y cada turno puede decidir entre robar un nuevo distrito de un mazo central o cobrar dinero de la banca. Además, si tiene monedas disponibles, puede construir un distrito. El mayor aliciente del juego está en que, en cada ronda, cada jugador elige secretamente un personaje de un conjunto de ocho. Estos personajes tienen habilidades especiales que les permiten obtener ciertas ventajas para ese turno concreto, por ejemplo, el mercader cobra una moneda adicional, el mago puede intercambiar su “mano” con la de otro, el condotiero puede pagar para destruir un distrito… Al final de la partida, gana el jugador que tenga una ciudad de mayor “valor acumulado”.

Sólo pretendía dar una pincelada del juego, las reglas están detalladas en un libreto breve y concreto. Además, la tercera edición incluye un nuevo grupo de ocho personajes que se pueden combinar con los anteriores para dar mayor variedad al juego.

Lo que me gusta de Ciudadelas:

  • Aprender a jugar es sencillo leyendo el manual, muy sencillo si te lo explican.
  • La edad recomendada es a partir de 10 años, a partir de ahí cualquier puede pasarlo bien con el juego.
  • No es un “juego sólo para frikis”, tiene una temática que puede atraer a cualquiera, no tiene reglas complejas que sólo un “ultrafan” aprendería…
  • Las partidas tienen una duración limitada (quizá entre 60 y 90 minutos).
  • Las ilustraciones, especialmente las de los distritos.

Lo que no me gusta de Ciudadelas:

  • Aunque los componentes me parecen de buena calidad, la impresión de las cartas de personaje (que son las que más se manipulan) sufre bastante con el uso.
  • El precio (19.95€) es ligeramente caro para ser una caja con unas decenas cartas y algunas monedas de plástico, aunque en el mercado hay muchos otros juegos más caros de calidad muy inferior y como dije, en mi caso el “precio por partida” ha resultado difícilmente mejorable.

Juego de Sombras

Después del paréntesis vacacional (un poco largo, pero ha sido un mes ajetreado) vuelvo al blog para comentar la segunda película de Guy Ritchie protagonizada por el detective británico más famoso de todos los tiempos.

 

Como en la primera entrega, la versión del personaje de Sherlock Holmes y su entorno literario es peculiar y poco canónica. Supongo que esto habrá disgustado a los incondicionales más puristas, pero a mí me parece una interpretación divertida y coherente con su propia ficción (aunque quizá más alejada de la ficción realista que Conan Doyle pretendía crear). Aunque el guión no es un dechado de originalidad, presenta una historia correcta que mantuvo mi atención durante toda la película y el reparto cumple su papel a la perfección, pero creo que los apartados más destacables son el visual y el sonoro. La escenografía, el vestuario de época, la fotografía (especialmente el color de la imagen), los efectos especiales (quizá abusa un poco de las escenas de fotografía de alta velocidad), la música… quizá no sea una obra maestra, pero reúne elementos de calidad que conforman una cinta completa y muy entretenida. Veredicto: la recomiendo.

P.D: Próximamente entradas lúdicas, matemáticas, fotográficas y demás mezclas que suelo acostumbrar. Espero que 2012 no sea el año en que vuelvo a dejar abandonado el blog. ¡Seguid atentos!

Busca las diferencias

Es difícil encontrar alguna, porque aparentemente no las hay. Ambas imágenes representan exactamente el mismo producto Playmobil: el barco corsario con número de serie 5810. Sin embargo, uno de ellos está en una estantería de Eroski mientras que el otro se encuentra en una pila (bastante peor organizada) en la quinta planta de El Corte Inglés. El primero, 29.97€, el segundo, 48€. Sencillamente, no me explico cómo puede haber más de 18€ de diferencia (repito, ¡18€! ¡Más de un 50% más caro!) en un producto idéntico y por el que responde una empresa multinacional. Como dato adicional, en Toysr’us el precio es el mismo que en Eroski (aunque este fin de semana no lo tenían disponible).

Dicen que la atención al cliente en El Corte Inglés es mejor, puede que en algunos departamentos sea cierto, pero si quieres información un poco específica (en juguetes, informática o libros, por ejemplo), la mayoría de los dependientes no tiene ni idea. Diferencias de precio como esta, muestran un grado de presunción comercial que me resulta casi insultante. Diez puntos menos para el triángulo verde.

Fnac Wishlist

Me propone Fnac una oferta que no he podido rechazar. El nombre de la promoción es “We wishlist a Merry Xmas” y consiste en publicar en tu blog una “lista de deseos” de importe igual o inferior a 2012€. Entre todos los participantes sortean un cheque regalo. Creo que jamás he resultado ganador de ningún juego de azar y supongo que esta vez no será una excepción, pero me ha parecido una idea entretenida.

Sería muy fácil colocar un portátil de dos mil euros y listo, pero también un poco aburrido, así que vamos a dar algo de variedad a la lista estructurándola por rango de precios y comentando un poco cada artículo.

Entre 500 y 1000 €

Cámara Híbrida Sony Nex 5 – 699€: este tipo de cámaras son un segmento intermedio entre las compactas y las réflex. Tienen sensores CMOS de alta resolución (tamaño micro 4/3)  y objetivos intercambiables en un cuerpo de tamaño reducido. Su ventaja es clara, fotos de calidad para un aficionado que se inicia en la fotografía y no quiere cargar con una réflex en sus viajes. Su desventaja también es clara, precio elevado (mayor que el segmento de iniciación de cámaras con espejo). He escogido este modelo de Sony que tiene un sensor de 14MP y un buen rango de sensibilidades ISO.

Tablet Sony S 16GB con 3G – 549€: el “gadget” de moda. Permite ejecutar aplicaciones de productividad, pero también juegos. Reproduce vídeos y música. Funciona como navegador GPS y también de internet. Un dispositivo completo si tienes clara su utilidad y sus limitaciones. Por lo que he podido ver en las tiendas, este modelo también de Sony (es casualidad) tiene una mejor respuesta que otros de la competencia, tiene un tamaño algo inferior y un peso cómodo de sujetar en las manos además de un diseño atractivo.

Entre 250 y 500€

Proyector LG HW300G – 499€: una gran pantalla en tu salón. Disfrutar de películas o videojuegos en una superficie de proyección de más de 50” de diagonal es un pequeño lujo. En mi vida personal la televisión como medio de comunicación tiene bastante poco que decir así que un proyector me parece mucho mejor inversión. Este modelo de LG pesa menos de un kilo, tiene resolución WXGA (en torno a 1366×768), una conexión USB host para reproducir medios sin necesidad de un ordenador y DLNA para conectar con otros dispositivos.

Entre 100 y 250€

Videoconsola Nintendo Wii – 149.95: un clásico que sigue dando guerra. En el ocaso de su ciclo de vida, esta videoconsola de nintendo me ha sorprendido gratamente las pocas veces que he podido disfrutar de ella. Un control original y juegos entretenidos para grupos (una gran baza en mi opinión) de los que pueden disfrutar pequeños y mayores. Como inconvenientes, su inferioridad técnica frente a sus competidoras y la que creo más importante el precio elevado de los mandos (el pack sólo incluye uno).

Menos de 100€

Juego de tablero Las Mansiones de la Locura – 79.95: ocio alternativo. En un mundo absorbido por el entretenimiento electrónico, vale la pena romper una lanza en favor de los juegos de mesa. Aunque pensé que estaban condenados a su desaparición, parece que en los últimos años están volviendo a la vida gracias al esfuerzo de algunas editoriales que (sobretodo en el extranjero, pero también en nuestro país) producen material de gran calidad. Las Mansiones de la Locura permite partidas complejas con unas reglas relativamente sencillas, se puede jugar muchas veces siempre que los jugadores estén dispuestos a poner algo de su parte (principalmente creatividad) y la ambientación es de lujo (la literatura de terror de principios del siglo XX de Lovecraft).

Novela La Juguetería Errante – 22.20€: algo al azar. Por supuesto que en Fnac hay cientos o miles de libros que me gustaría leer. Este es uno que me llamó la atención esta mañana, me gustó la ilustración de portada y el esbozo del argumento de la parte trasera.

Y hasta aquí mi lista de 12/2 regalos que debe sumar menos de 2012 euros y la que faltan 12 euros (y pico) para llegar a esa cantidad. El mes que viene os digo si he ganado.

Time Lapse

Son las palabras que dan nombre a una técnica fotográfica de principios del siglo XX que (como tantas otras) la fotografía digital ha puesto al alcance de los aficionados. Consiste en realizar una secuencia de instantáneas separadas por un intervalo de tiempo determinado (de ahí su nombre) que luego se proyectan con una tasa de imágenes por segundo mucho mayor. Time Lapse es el modo en que están elaborados los vídeos en los que vemos transcurrir una puesta de sol o la apertura de una flor en unos segundos, imágenes recurrentes en películas y documentales. Podéis encontrar detalles de esta técnica en la wikipedia (sólo en inglés, lo siento, el articulo en castellano es de escasa calidad).

Hace algunos meses, encontré por casualidad dos trabajos de un fotógrafo profesional en los que capta de manera magistral el ritmo y la esencia de la ciudad de Nueva York. Los considero dos poemas audiovisuales con un toque de genialidad indiscutible. No sé si es nostalgia, pero hay algunos momentos que me parecen sobrecogedores. Creo que cualquiera que haya pasado algunos días en Manhattan coincidirá conmigo.

Os recomiendo que uséis la versión HD (aunque tarde un poco en cargar) y los veáis en pantalla completa.



El precio de la estrellas

Ayer fue el primer domingo de apertura en festivo que típicamente precede a las fiestas de Navidad. Al contrario de lo que esperaba, ninguno de los centros comerciales que visité contaba con una afluencia de público masiva. Supongo que a causa de la crisis.

Mi novia y yo buscábamos algunos adornos navideños elegantes, no muy recargados y de precio ajustado para dar un poco color y calor a su casa estos días. Uno de los elementos decorativos elegidos fue una estrella de ratán:

Una cosa curiosa, el ratán. Pero lo que más nos llamó la atención fue una de estas paradojas comerciales de la vida moderna. Estas estrellas están disponibles en la web de Akí en tres tamaños, aunque en la tienda sólo es posible encontrar el medio (quizá los otros se hayan agotado) por un precio de 90 céntimos. En Leroy-Merlin, sin embargo, sólo se puede encontrar el tamaño pequeño, ¡a un precio de 99 céntimos!

Quizá sea un ejemplo ridículo, pero, junto a otras experiencias anteriores, me hace preguntarme si los centros comerciales no pactan los precios para que al final compres lo que ellos quieren al precio que ellos quieren…