Archivo del sitio

El espía de los once mil metros

Siguiendo con la temática aeronáutica, me gustaría comentar una web que tiene un efecto casi hipnótico sobre mi atención: http://www.flightradar24.com/

En ella es posible consultar la posición en tiempo real de miles de aeronaves por todo el mundo. Su interfaz utiliza el servicio de mapas de google y un icono para cada avión en el espacio áereo. Al seleccionar uno de estos iconos, se representa la trayectoria seguida y se despliega una columna lateral con información asociada. Por ejemplo, si es un vuelo comercial de pasajeros veremos la procedencia y el destino, el modelo, una fotografía si está disponible, su velocidad y altitud actuales… Además, es posible localizar vuelos con el código  identificativo habitual compañía-numeración.

¿Y de dónde salen estos datos? ¿Los están robando de algún organismo de seguridad internacional? En absoluto, flightradar24 utiliza una base de datos construida a partir de las aportaciones de más de 500 radares ADS-B repartidos por el globo. Muchos de los aviones que circulan en la actualidad están equipados con un emisor de ese tipo señal que difunde los datos que antes comentaba de manera abierta, de modo que cualquiera con el equipo apropiado (aeropuertos, aeródromos, otros aviones) puede capturarla. Los propietarios de los radares ceden las lecturas de manera gratuita para su publicación en esta web. Para la cobertura en Norteamérica, utilizan la información proporcionada por la FAA (Federal Aviation Administration) que tiene un retraso de algunos minutos por motivos de seguridad.

Esta era la situación en torno al canal de la mancha hace un momento.

Atascos en Londres. ¡Y eso que es domingo por la mañana!

Este verano he consultado la web un par de veces para comprobar si algunos pasajeros que debía recoger en el aeropuerto cumplían el horario previsto. Como decía al principio, siempre me quedo algunos minutos observando ese “cielo virtual” y curioseando los trayectos de algunos vuelos.

Anuncios