Archivo del sitio

Secundum Iohannem

A veces ocurre que la fama de algunas obras artísticas ensombrece otros trabajos del mismo autor. Parece que Velázquez sólo hubiese pintado “Las meninas” o la única huella literaria de Teresa de Ávila fuese el poema “Vivo sin vivir en mí”. Algo similar ocurre con la Pasión según san Juan de Johann Sebastian Bach que suele quedar en un segundo plano tras la monumentalidad de la Pasión según San Mateo. Sin embargo, hace algunos años que durante el tiempo previo a la Semana Santa no perdono una audición completa de la primera de estas obras.

Especialmente expresivo es el coro con el que empieza la obra “Herr, unser Herrscher, dessen Ruhm In allen Landen herrlich ist”. Probablemente nadie se extrañaría de encontrar esos acordes en una película contemporánea de suspense o terror.

Otro de mis momentos preferidos es el aria para soprano  “Ich folge dir gleichfalls mit freudigen Schritten”, que sorprende por su sonoridad de contraste con el resto de la obra y exige un virtuosismo sin afectación nada trivial.

A pesar de ser algo cotidiano, nunca deja de hacerme reflexionar y emocionarme esta manera que tiene el ser humano de comunicar sus sentimientos a través de la historia, pero quizá sea algo que merece una entrada del blog en sí mismo…

Anuncios