Archivo del sitio

Conocer la tecnología disponible

Hace no muchas horas, el autor de Codex Laanberg compartía en Facebook este enlace con un concierto de órgano de Händel.

Gran parte de la música en Youtube (que es una plataforma pensada para vídeo) está acompañada de imágenes estáticas, en este caso es una única fotografía de un palaciego salón barroco o al menos esto intuía mi amigo. Para salir de dudas “invocaba” en un comentario a otro amigo común, licenciado en Historia del Arte que comentó que con una vista tan sesgada no era fácil concretar el lugar. Y es verdad, salvo que conozcas de antemano el lugar o seas un especialista, me parece muy difícil localizar ese salón sólo con un análisis de los elementos que aparecen en la imagen.

En ese momento, aterricé yo en la conversación e inmediatamente pensé: Google. Es cierto que escribir en el buscador “primer piso de salón barroco adornado con balaustrada de mármol sobre la que se alzan ángeles de oro que portan candelabros eléctricos, techos pintados con jarronacos y más cosas doradas por todos sitios” no arroja ningún resultado. Aquí es donde entra un juego un icono ampliamente ignorado que aparece en el buscador de imágenes.

Al pulsarlo, se despliega un pequeño menú que nos permite copiar una URL de imagen, es decir, la referencia directa a esa imagen en la web (suele ser fácil de obtener con haciendo click con el botón secundario) o subir nuestra propia imagen. Como la fotografía que quería “rastrear” está en un video, hice una captura de pantalla, la recorté y se la pasé a Google que casi instantáneamente me devolvió una lista de posibles coincidencias de la que no fue difícil extraer que tan barroca estancia pertenece al Pabellón de Caza Stupinigi, maravilla de la arquitectura Piamontesa.

Bromas aparte, aunque como todos los servicios que Google pone gratuitamente a disposición de sus usuarios, necesita perfeccionamiento, la búsqueda por imágenes es una herramienta poderosa quizá impensable hace no mucho tiempo. La evolución del software y la red no deja de sorprenderme y eso que lo que está al alcance del usuario común es sólo una parte de la tecnología en investigación… ¿Qué será lo próximo?

Anuncios